Mascarillas de Avena para el Acné

¿Intentas deshacerte del acné? Tal vez la mejor forma de hacerlo sea aplicándote sobre el cutis un poco de esa deliciosa avena que consumes durante el desayuno.

Más allá de los muchos beneficios que la ingesta de avena aporta para la salud, también cuenta con propiedades útiles cuando la aplicas sobre la piel.

Una mascarilla de avena puede ayudar a hidratar y rejuvenecer tu piel de forma significativa, debido a su contenido de lípidos, proteínas y antioxidantes.

Por ello, la avena es grandiosa para combatir el acné.

Beneficios de la Avena para el Acné

La avena absorbe el exceso de grasa de la piel para prevenir que los poros se tapen.

También es un exfoliante que remueve las toxinas, las bacterias y las células muertas para evitar que los barros y las espinillas se infecten.

La avena posee propiedades antiinflamatorias que reducen la hinchazón, el enrojecimiento y la irritación causada por los brotes severos de acné.

Así mismo, gracias a sus nutrientes, ayuda a la piel a mantener su humedad natural para evitar la aparición de barros y espinillas ligadas a la resequedad cutánea.

Por último, la avena contiene poderosos antioxidantes capaces de desvanecer las cicatrices causadas por el acné.

¿Qué Tipo de Avena es Mejor para la Piel?

No utilices avena con azúcares o saborizantes, ya que los ingredientes artificiales pueden reducir la efectividad del tratamiento.

Utiliza avena natural u orgánica para conseguir los resultados deseados en la piel, no importa la marca.

Además, ten en cuenta que la avena cocida sirve para reducir significativamente la inflamación, el enrojecimiento y otros síntomas causados por el acné.

Mientras que la avena cruda sirve para exfoliar, pues de manera muy sutil puede absorber la suciedad y los residuos presentes en la piel.

Precauciones Sobre la Avena

Antes de comenzar con el tratamiento, hazte una prueba de parche para asegurarte de que no eres alérgico a la avena.

Comer avena te podría causar acné si sufres de una enfermedad celíaca o si eres alérgico al gluten.

Además, cuando uses avena para tratar el acné es recomendable que solo te expongas al sol una hora al día.

Por lo tanto, es preferible que uses las mascarillas de avena durante la noche.

Así mismo, la exfoliación regular con avena puede hacer que cierto tipo de piel se vuelva extremadamente sensible.

Finalmente, al momento de aplicar las mascarillas de avena, evita el contacto con los ojos.

Mascarilla de Avena

avena cruda

Como fue explicado brevemente, las hojuelas de avena son capaces de limpiar profundamente la piel, debido a su textura y naturaleza.

Esas propiedades hacen que la avena sea ideal para combatir el acné, ya que eliminan las bacterias e impurezas que causan los brotes de barros y espinillas.

Ingredientes

1/2 taza de avena cruda

1/3 de taza de agua

Preparación

Deja que las hojuelas de avena cruda se ablanden en un recipiente con agua.

Luego de 5 minutos, comienza a machacar las hojuelas con la ayuda de un pequeño mortero hasta lograr una consistencia de masa homogénea.

Aplicación

Con tus manos esparce cuidadosamente la mascarilla por las zonas del rostro, haciendo énfasis en tu frente, nariz y mejillas.

También puedes usar la mezcla en otras zonas del cuerpo, como en espinillas en la espalda, los brazos y las piernas.

Una vez aplicada, deja que la mascarilla actúe por 20 minutos aproximadamente.

Después, retira la mascarilla de avena utilizando agua tibia y sécate suavemente.

Frecuencia

Esta mascarilla de avena puedes emplearla 3 veces a la semana.

Mascarilla de Avena y Miel

miel de abeja pura

Si de ingredientes naturales para tratar el acné hablamos, la miel se lleva la corona.

La miel no solo aporta múltiples beneficios para tu cuerpo al ingerirla, también lo hace cuando la aplicas sobre la piel.

La característica antiséptica de la miel permite prevenir las infecciones provenientes de los barros y las espinillas.

Esto se debe a que la enzima glucosa-oxidasa presente en esta sustancia rompe las paredes celulares de las bacterias para impedir su reproducción y acción.

La propiedad antiinflamatoria de la miel ayuda a disimular y reducir el enrojecimiento que puede crearse debido a varios tipos de acné.

Sus propiedades cicatrizantes ayudan a reducir la apariencia que las desagradables secuelas del acné pueden dejar en la piel.

Como beneficio agregado, la miel es un potente rejuvenecedor que ayuda a mantener el cutis humectado y nutrido.

Ingredientes

1 porción de avena orgánica

1 cucharada de miel natural

Preparación

Siguiendo las instrucciones que aparecen en el envase de avena, cocina 1 porción de avena orgánica.

En un recipiente, agrega la avena orgánica recién cocinada y una cucharada de miel natural.

Deja que la combinación repose por 5 o 10 minutos, a temperatura ambiente.

Aplicación

Con la yema de tus dedos, aplica la mascarilla de avena con miel en tu rostro.

Deja reposar la mezcla por 15 minutos para que haga efecto sobre la piel.

Luego de ese tiempo, retírala con agua tibia.

Finalmente, enjuágate con agua fría para cerrar los poros y sécate.

Frecuencia

Preferiblemente, utiliza esta mascarilla de avena con miel 3 o 4 veces a la semana.

Mascarilla de Avena y Leche

leche

Cuando de belleza y salud hablamos, la leche ha sido uno de los alimentos que siempre ha estado presente desde tiempos ancestrales, debido a sus componentes.

La leche es capaz de equilibrar el pH de la piel, así como de humectarla y limpiarla profundamente cuando es mezclada con otras sustancias naturales.

También juega un papel importante al momento de aclarar manchas de sol en la tez y disminuir el enrojecimiento de la piel causado por el acné.

Así mismo, la leche agria ayuda a reducir el tamaño de los poros para brindarle a la piel una apariencia más uniforme y suave.

Ingredientes

3 cucharadas de avena cruda

1/2 taza de leche natural

1 cucharadita de miel (opcional)

Preparación

Agrega las hojuelas de avena cruda en una licuadora y tritúralas hasta crear una sustancia más fina, similar a la harina.

En un recipiente, mezcla el polvo de avena y la leche natural hasta formar una pasta uniforme.

Si deseas agregarle miel a la mezcla para maximizar su efecto hidratante, puedes hacerlo sin ningún problema.

Aplicación

Con la yema de los dedos o con una paleta, unta la mezcla en tu rostro y opcionalmente en tu cuello.

Para que la piel absorba los nutrientes de la mascarilla de avena con leche, déjala actuar durante aproximadamente 20 minutos.

Después, retira la mascarilla con abundante agua tibia y sécate delicadamente.

Frecuencia

Esta mascarilla puedes emplearla 3 o 4 veces a la semana sin ningún problema.

Luego de su aplicación frecuente, podrás notar una piel mucho más suave e iluminada, gracias a los componentes de la leche.

Mascarilla de Avena y Limón

limones

El limón es una excelente opción a la cual puedes recurrir cuando deseas luchar de forma natural contra el acné.

Esta fruta económica y fácil de encontrar contiene múltiples propiedades aptas para acompañarte en la batalla.

Su contenido de vitamina C aporta una sustancia llamada L-ascórbico, el cual brinda un efecto astringente que provoca resequedad en los barros y las espinillas.

El limón también es utilizado para aclarar y mejorar la apariencia de la piel, en especial cuando se trata de eliminar las molestas manchas causadas por el acné.

A su vez, el limón ayuda a controlar el exceso de grasa presente en la tez.

Ingredientes

3 cucharadas de avena cruda

1 cucharada de zumo de limón

Preparación

Tritura las hojuelas de avena en una licuadora hasta formar un polvo.

También puedes comprar la avena ya hecha polvo, solo asegúrate de que no contenga azúcar ni saborizantes.

Después, agrega gentilmente las gotas de zumo de limón hasta que se logre una consistencia similar a la de una pasta.

Aplicación

Con la yema de tus dedos o con una paleta, aplica la mezcla en todo tu rostro, especialmente en la frente, nariz y barbilla.

También puedes aplicar la mascarilla de avena con limón en tu espalda, brazos y piernas, si esas zonas también se ven afectadas por el acné.

Deja reposar la mascarilla de avena con limón durante 10 o 15 minutos para que haga efecto sobre la piel.

Por último, enjuágate con agua fría para remover la mezcla y sécate con cuidado usando las palmas de tus manos.

Frecuencia

Debido a la acidez del limón, este tratamiento únicamente puede usarse 1 o 2 veces a la semana.

Mascarilla de Avena y Yogur

yogur natural

El yogur es un alimento rico en probióticos, calcio, proteínas, vitaminas y ácidos lácticos.

Por lo tanto, el yogur es perfecto para rejuvenecer y suavizar la piel, así como para reducir las arrugas.

En cuanto al acné, su alto contenido de zinc y su pH ácido ayudan enormemente a reducir los barros y las espinillas.

Estas propiedades hacen que la siguiente mascarilla de avena sea un tratamiento eficaz para combatir cualquier tipo de acné.

Asegúrate de utilizar yogur natural, sin azúcares ni saborizantes, para aprovechar al máximo sus beneficios.

Ingredientes

3 cucharadas de avena en polvo

1/2 taza de yogur natural

1 cucharadita de miel (opcional)

Preparación

Si no cuentas con avena en polvo, puedes triturar hojuelas de avena en una licuadora.

En un recipiente mezcla la avena en polvo, el yogur natural y opcionalmente la miel.

Luego, deja reposar la mezcla por 5 o 10 minutos.

Aplicación

Antes de aplicarte la mascarilla de avena con yogur, lávate la cara y después sécate.

Aplícate la mezcla cuidadosamente sobre la piel y déjala actuar durante 15 o 20 minutos.

Por último, enjuágate la cara con agua tibia y sécate delicadamente con una toalla.

Frecuencia

Esta mezcla puedes utilizarla diariamente, pero notarás los resultados si la empleas solo 3 veces por semana.

Mascarilla De Avena y Huevo

huevos

Si frecuentemente cuentas con huevos en tu hogar, es hora de añadir este ingrediente a tus rutinas de cuidado facial.

La clara del huevo es rica en vitamina B, mientras que la yema está llena de proteínas, grasas y vitaminas A, D y E.

Por si fuera poco, las propiedades desintoxicantes del huevo permiten lograr una limpieza facial mucho más profunda y eficiente.

La consistencia pegajosa del huevo facilita la remoción de químicos y desechos que se encuentran adheridos a la piel.

Ingredientes

1/2 taza de avena en polvo

2 huevos

1/4 taza de agua tibia

Preparación

En un recipiente, primero mezcla la avena en polvo y los huevos.

Después, agrega el agua tibia hasta formar una pasta que te puedas untar.

Deja reposar la mezcla por aproximadamente 5 minutos para que la avena absorba las propiedades del huevo.

Aplicación

Con un algodón o una brocha, aplica una capa de la mezcla por todo tu rostro.

Haz especial énfasis en las zonas de tu cara afectadas por los barros y las espinillas.

Deja que la mascarilla de avena con huevo actúe por 20 o 30 minutos en tu piel.

Luego de ese tiempo, retírala de tu rostro con suficiente agua tibia.

Por último, lávate con agua fría para cerrar los poros de la piel y sécate.

Frecuencia

Esta mascarilla puedes aplicarla 3 veces a la semana si tu piel es seca.

Si cuentas con una piel grasa o mixta, empléala solo 1 vez a la semana.

Mascarilla de Avena y Azúcar Morena

azucar morena

Quizá has escuchado que la azúcar morena es un excelente exfoliante para la piel.

¡Esto es verdad!

Los gránulos de la azúcar morena permiten retirar aquellos residuos de células muertas en el cutis.

Para después generar una nueva capa de piel, más sana y con un aspecto mucho más vigoroso.

Así mismo, la azúcar morena es más saludable que la azúcar blanca refinada.

Pues no contiene aditivos ni conservantes que puedan dañar la piel del ser humano.

Ingredientes

1/4 de taza de avena en polvo

1/4 de taza de azúcar morena

1/4 de taza de agua tibia

Preparación

Si no tienes avena en polvo, puedes triturar hojuelas de avena cruda en una licuadora hasta crear el dichoso polvo.

Primero debes combinar la avena en polvo con la azúcar morena.

Después, agrégale a la mezcla suficiente agua tibia para formar una especie de pasta.

Aplicación

Con la yema de los dedos aplica la mezcla en tu rostro y, por 5 minutos aproximadamente, frota suavemente de manera circular.

Posteriormente, deja que la mezcla actúe sobre tu piel durante 10 minutos.

Por último, enjuágate con agua fría para remover la mascarilla y cerrar tus poros.

Frecuencia

Ya que se trata de una mascarilla exfoliante, utilízala solo 1 vez a la semana si tienes una piel seca.

Si tienes una piel grasosa o mixta, esta mascarilla de avena con azúcar morena puedes usarla 3 veces a la semana.

Consejos Adicionales

Por lo menos, usa tratamientos con avena 3 veces por semana para ver resultados significativos contra los barros y las espinillas.

La avena también sirve para tratar erupciones alérgicas, picazón, quemaduras de sol y otros malestares comunes que afectan la piel.

Al igual que con otros remedios naturales, la avena es más efectiva cuando se combina con una dieta saludable, ejercicio regular y una buena higiene.

2 Comments

  1. Yoe
  2. dickens

¿Tienes Alguna Duda o Comentario?