Mascarillas de Café para el Acné

El café es una de las bebidas más populares que la gente usa para tener energía durante todo el día. Pero, ¿sabías que el café también ayudar a mejorar la salud de tu piel? No por nada, el café es uno de los ingredientes más usados en la industria de los cosméticos.

Hay muchos productos en el mercado que utilizan el café como su ingrediente principal, ya sean cremas para el rostro, lociones, exfoliantes y más. Así que, ¿por qué no usarlo como una mascarilla facial para obtener todos los beneficios posibles?

Beneficios del Café para el Acné

El café es bueno para nuestra piel debido a que la cafeína es rica en antioxidantes. Esta es la razón por la cual la industria cosmética ha incorporado al café como un ingrediente principal en sus productos. Este puede reducir la apariencia de arrugas y atenuar las líneas de expresión finas. Por su parte, los antioxidantes que posee atacan a los radicales libres que dañan nuestra piel a un nivel celular y mejoran su elasticidad.

La cafeína también posee propiedades anti-inflamatorias que pueden reducir la hinchazón y calmar el enrojecimiento de la piel. Debido a esta propiedad, también es muy útil para tratar los ojos hinchados y las ojeras. Su capacidad innata de exfoliar las células muertas de la piel ayuda a generar nuevas células. Lo que lo hace muy útil para aliviar los brotes de acné de la piel, al deshidratar las células grasas y mejorar la circulación de la sangre en todo el rostro.

Por ello, una mascarilla de café puede ser una poderosa y efectiva herramienta para combatir el acné si se usa de manera regular y lo mejor de todo, es que no tienes que exponer tu piel a ningún químico dañino.

Mascarilla de Café

granos de cafe

Una mascarilla de café es la mejor forma de darle vida a un cutis cansado y además, víctima del acné. Esta mascarilla es ideal para cualquier tipo de piel (con la ayuda de algunos ingredientes adicionales que iremos viendo).

Ingredientes

1 cucharada de café instantáneo (o café molido)

1 cucharada de cúrcuma

Preparación y Aplicación

Mezcla ambos ingredientes y aplica la mezcla resultante en tu rostro recién lavado. Deja que surta efecto durante 20 minutos sobre tu cara con espinillas y luego enjuágalo con agua normal, masajeando durante 2 minutos para remover la suciedad y las células muertas de tu piel.

La vitamina C presente en la cúrcuma penetrará los puntos negros y manchas en la piel y junto con el café, ambos mantendrán la firmeza de la piel y su lozanía restaurando el colágeno de la misma. Puedes usar esta mascarilla de 2 a 3 veces a la semana.

Mascarilla de Café y Miel

miel de abeja pura

Es bien sabido que la miel tiene propiedades antibacteriales, es posible aprovechar estas propiedades con las capacidades exfoliantes del café para combatir los brotes de acné (que son causados en su mayoría por una bacteria: P. acnés).

Ingredientes

1 cucharada de café instantáneo (o café molido)

1 cucharada de miel orgánica

1 cucharada de yogurt

Preparación y Aplicación

Mezcla todos los ingredientes hasta que obtengas una mezcla tan homogénea como puedas. Luego, deja reposar la mascarilla sobre tu rostro durante alrededor de 20 minutos y termina enjuagándote con abundante agua a temperatura ambiente, no olvides realizar movimientos circulares en las áreas más afectadas.

La mezcla de estos 3 súper alimentos de la piel te puede ayudar a exfoliar a profundidad las células muertas. El café y el yogurt tienen propiedades antioxidantes que ayudan a mantener a raya los efectos del envejecimiento, como las arrugas, y le da elasticidad a la piel.

También, regenera las células de la piel con rapidez y es bueno para tener una piel jovial y radiante. Junto con sus propiedades antibacterianas, la miel humecta y nutre tu piel como pocos productos naturales.  No dejes de utilizar esta mascarilla unas 2 (o hasta 3 veces) a la semana para una mayor efectividad.

Mascarilla de Café y Leche

leche

La leche es conocida por sus propiedades cicatrizantes. De hecho, no solamente te puede ayudar con las marcas del acné y otros problemas de pigmentación en la piel, sino también con viejas cicatrices causadas por heridas y marcas de varicela. La leche es conocida por curar el acné y su eficacia sólo se ve incrementada cuando la combinas con el café.

Ingredientes

1 cucharada de café instantáneo (o café molido)

½ – 1 cucharada de leche (al 2% o leche completa, ambas funcionan de maravillas)

Preparación y Aplicación

Mezcla los ingredientes hasta que formen una pasta que puedas untar y aplícala sobre tu rostro recién lavado. Si estás usando café molido, asegúrate que la mezcla repose de 3 a 5 minutos antes de su uso. Masajea gentilmente la mascarilla sobre tu rostro y déjala secarse durante 15 a 20 minutos.

Luego, enjuaga por completo la mascarilla con agua fría mientras masajeas gentilmente las áreas más afectadas de tu cutis durante 1 o 2 minutos para exfoliar cualquier célula de piel muerta que haya en tu rostro.

Esta mezcla de café y leche dejará tu cutis limpio de cualquier impureza y una piel suave y tersa. También calmará cualquier enrojecimiento que puedas tener en tu rostro y reducirá la inflamación de la piel. Repite el tratamiento durante 2 o 3 veces a la semana hasta que empieces a notar mejoría.

Mascarilla de Café y Aceite de Coco

aceite de coco

El aceite de coco es usado en muchos productos de belleza naturales y por una muy buena razón: tiene propiedades antibacteriales y antimicóticas. Por otra parte, el aceite de coco es un excelente humectante que puede penetrar en la piel mejor que otros aceites y bueno, también huele como galletitas.

Ingredientes

2 cucharadas de café molido

3 cucharadas de aceite de coco

1 cucharada de azúcar de caña o azúcar blanca

Preparación y Aplicación

Toma un bol y combina el azúcar con el café molido, luego agrega el aceite de coco y mézclalo lo más que puedas. Guarda la mezcla en un envase con tapa en el refrigerador para uso posterior. Puedes ajustar la proporción de acuerdo a tus necesidades.

Después de un rato, toma la mascarilla y masajéala en tu rostro con movimientos circulares por alrededor de 5 minutos, haciendo énfasis en las áreas propensas a brotes de acné. Puedes tomarte un baño antes de aplicar esta mascarilla, para que el vapor del agua caliente haga que tu piel sea más susceptible a una exfoliación apropiada.

Abrir los poros ayuda a que la piel absorba los elementos nutritivos del café. Usa esta mascarilla 2 o 3 veces por semana para obtener los resultados deseados.

Mascarilla de Café y Huevo

huevos

Pocas mascarillas faciales caseras son tan efectivas como sus contrapartes cosméticas, como aquellas que se elaboran a partir de huevos. Las claras de huevo tienen la capacidad de reducir y cerrar los poros de tu rostro y ayudan a eliminar el acné. Solo necesitas mezclarla con el café para crear una mascarilla que exfoliará tu piel y la dejará suave y tersa.

Ingredientes

¼ taza de café molido usado

1 huevo

Preparación y Aplicación

Abre el huevo y separa la clara de la yema. Bate con gentileza la clara de huevo en un recipiente. Agrega ¼ de taza de café molido usado y mezcla ambos con la misma suavidad. Aplica la mascarilla lentamente sobre tu rostro. Ten cuidado de que no caiga en tus ojos o en tu boca. Deja que la mascarilla repose hasta secarse por al menos 10 minutos.

Una vez seca, remueve la mascarilla de tu cara. Deberías sentir tu piel un poco más firme a causa de la clara de huevo secándose. Lava tu rostro con un limpiador suave y luego, seca tu piel con golpecitos suaves. Ten cuidado de no irritar tu cutis recién renovado secándote con demasiada fuerza.

Usa un humectante para la piel del rostro luego de remover por completo la mascarilla de café y clara de huevo. Recomendamos que uses un humectante facial con un factor de protección solar de 25 para proteger tu piel de los dañinos rayos UV.

Mascarilla de Café y Yogur

yogur natural

Sin duda alguna el yogurt brinda múltiples beneficios para el interior de tu cuerpo, esto gracias a que está lleno de proteínas, calcio, vitamina D y probióticos (las bacterias buenas que ayudan a la digestión). Pero ¿sabías que también hace maravillas por tu piel?

El yogurt contiene acido láctico, un alfa-hidroxiácido (AHAs) que disuelve las células de piel muerta. Esta gentil exfoliación ayuda a crear un brillo natural y a prevenir el acné, además de reducir la apariencia de las líneas de expresión.

Ingredientes

1/2 taza de Yogurt (normal, NO uses yogurt sin grasas)

Un toque de limón o de aceite de coco (para el cutis seco)

1 cucharada de café finamente molido

Preparación y Aplicación

Vierte la porción de yogurt en un pequeño envase para mezclar, agrega una cucharada de café finamente molido y mézclalos.  Añade un toque de jugo de limón y bátelo un poco más.

Ahora bien, aplica con gentileza la mascarilla utilizando movimientos circulares. Déjala reposar tu rostro durante 20 minutos o hasta que se seque por completo y luego enjuágate con abundante agua.

La aplicación constante de esta mascarilla con yogurt ayudará a humectar tu piel, combatir el acné, prevenir el envejecimiento prematuro, aliviar las quemaduras provocadas por el sol y reducir la decoloración. Como puedes ver, es un tratamiento de belleza muy completo que puedes usar 1 o 2 veces por semana.

Mascarilla de Café y Azúcar Morena

azucar morena

Es difícil encontrar un mejor exfoliante natural que la azúcar morena ya que no lastima la piel como la avena o la sal. Y además, sabe deliciosa si de alguna forma logra llegar hasta tu boca.

Lo mejor de todo, es que, en combinación con el café, funciona de las mil maravillas con cualquier tipo de piel. Si no tienes azúcar morena a la mano, puedes usar a manera de reemplazo azúcar blanca refinada.

Esta mascarilla de café y azúcar morena ayuda a eliminar la piel muerta y activa el proceso de renovación natural de tu cuerpo para producir células de piel nuevas, dejando al descubierto la piel brillante que todos deseamos.

Ingredientes

3 cucharadas de café molido (preferiblemente nuevo)

1 cucharada del aceite natural de tu preferencia: oliva, granos de uva, coco o almendras

1 cucharada de azúcar morena

Preparación y Aplicación

Mezcla todos los ingredientes secos y luego agrega el aceite. Basándote en el tipo de exfoliación que quieres, puedes agregar más o menos azúcar. Luego masajea la mezcla con mucho cuidado sobre tu rostro, usando exclusivamente movimientos circulares.

Para terminar, enjuágate con abundante agua tibia. Usa esta mascarilla una o dos veces por semana para mantener la piel de tu rostro siempre impecable.

Mascarilla de Café y Limón

limones

Si adoras la limonada, ahora te va a encantar mucho más gracias a esta receta. El limón es una panacea dentro de los ingredientes de belleza naturales, ya que tiene una aplicación para todos y cada uno de los trastornos de la piel. El limón se usa para combatir el acné por su capacidad para eliminar los puntos negros, los granos y las manchas de la piel.

Como sabes, el exceso de grasa secretada por las glándulas sebáceas atrae a los radicales libres y es el responsable por tapar los poros. El limón al ser rico en vitamina C, corta el exceso de grasa producida en la piel, manteniendo tu cutis limpio y libre de grasas.

Ingredientes

1 cucharada de café instantáneo (o café molido)

Jugo de Limón (el suficiente para hacer un engrudo)

Preparación y Aplicación

Mezcla el café y el jugo de limón fresco hasta hacer una pasta con una consistencia gruesa. Aplícala con movimientos circulares sobre la piel de tu rostro y la de tu cuello. Déjala actuar por 30 minutos. Finalmente, enjuaga tu piel con agua a temperatura ambiente. Usa esta mascarilla una vez a la semana y dile adiós al cutis grasoso.

Mascarilla de Café y Aceite de Oliva

aceite de oliva

El aceite de oliva es bien conocido por su capacidad de humectar la piel desde adentro. Es rico en vitaminas A, D, K y E. La vitamina A fortalece el colágeno y mejora la elasticidad de la piel; la vitamina D promueve la regeneración de la piel a nivel celular, la vitamina K mantiene a raya la celulitis y la vitamina E disimula las líneas de expresión finas de la piel.

Ingredientes

1 cucharada de café molido

1 cucharada de aceite de oliva (si es extra virgen, mejor)

Preparación y Aplicación

Sólo debes hacer una pasta que tenga una consistencia suave mezclando el café y el aceite de oliva extra virgen. Ahora aplícala sobre tu rostro previamente lavado y déjalo hacer su magia durante alrededor de 5 a 10 minutos. Durante ese tiempo, masajéalo periódicamente con suaves movimientos circulares.

Para terminar, enjuaga tu rostro con agua tibia y remueve cualquier resto de la mascarilla con toallitas húmedas. Puedes usar esta mascarilla y exfoliante facial 2 a 3 veces a la semana como tratamiento para un cutis reseco.

9 Comments

  1. Yolanda Rivera
  2. Jenny
    • Shariito_Villegas
  3. HERMESINDA MORENO
  4. Shariito_Villegas
  5. blendis muñoz
  6. Alvelys
  7. Teresa
  8. Claudia

¿Tienes Alguna Duda o Comentario?