Mascarillas de Miel para el Acné

Desde tiempos antiguos, la miel de abeja ha sido catalogada como milagrosa debido a los múltiples beneficios que aporta a nuestra salud.

Por ello, luego de miles de años de su descubrimiento, la miel de abeja aún está presente de forma insistente en bastantes remedios caseros.

Entre las afecciones que la miel de abeja puede tratar figuran las alergias, la diabetes, el insomnio y, por supuesto, el acné.

¿La Miel Cura el Acné?

El acné es una enfermedad de la piel que se forma debido al exceso de grasa que las glándulas sebáceas producen en tu cutis.

Esto provoca que los poros de tu piel se tapen, infecten y llenen de pus.

Por lo regular, los barros y las espinillas se manifestarán únicamente en tu rostro.

En casos más graves, los brotes de acné también pueden afectar otras áreas menos visibles de tu cuerpo, como el pecho, los hombros y la espalda.

Los tratamientos que se indican dermatológicamente para que puedas combatir tal afección suelen variar.

Existen desde cremas desinflamatorias hasta pastillas inhibidoras del sebo.

No obstante, los médicos coinciden en que el uso de la miel de abeja tiende a generar resultados altamente positivos al momento de tratar el acné.

Beneficios de la Miel para el Acné

Estas son las propiedades que convierten a la miel de abeja en una de las mejores sustancias para tratar las afecciones de la piel, incluyendo tu acné.

1. Cicatrizante: Ayuda a que las heridas de la piel sanen con mayor rapidez.

2. Antiséptica: Elimina las bacterias causantes de infecciones acnéicas.

3. Antiinflamatoria: Disminuye el enrojecimiento e hinchazón de los barros y las espinillas.

4. Hidratante: Le brinda a la piel los nutrientes necesarios para mantenerla humectada.

Por ello, enseguida conocerás un listado de mascarillas a base de miel e ingredientes caseros que seguramente tienes en tu alacena.

Estas mascarillas brindan resultados sorprendentes contra el acné y puedes tenerlas listas en menos de 10 minutos.

Mascarilla de Miel

miel de abeja pura

Como se dijo anteriormente, la miel es de gran ayuda para tratar el acné dadas sus asombrosas características.

Esto se debe a que contiene múltiples nutrientes y enzimas que son beneficiosas para el cutis.

Por esta razón, la miel de abeja es apta para todo tipo de pieles (grasas, secas o mixtas).

Ahora es momento de que hagas la siguiente mascarilla de miel para eliminar tu acné y lograr la lozanía que tanto añoras.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abeja orgánica o pura

Preparación

Ninguna.

Aplicación

Para una mayor penetración en la piel, aplica un poco de vapor en tu rostro o colócate una toalla con agua tibia durante unos minutos.

De esta forma tus poros se abrirán y el resultado será más eficaz.

Con la ayuda de un algodón o una paleta, úntate la miel en el rostro para formar una mascarilla que cubra las zonas de tu frente, nariz, barbilla y mejillas.

Deja que la mascarilla de miel orgánica actué aproximadamente 20 minutos para que tu piel pueda absorber todos sus nutrientes.

Después, retira la mascarilla con abundante agua tibia y seca tu piel dando ligeras palmadas con una toalla.

Frecuencia

Puedes aplicar esta mascarilla en tu rostro diariamente.

Sin embargo, basta con aplicarla 3 veces a la semana para que notes excelentes resultados.

Mascarilla de Miel y Avena

avena cruda

Uno de los mejores aliados naturales para combatir el acné es la avena órganica.

La avena contiene una estructura molecular llamada saponina que actúa como agente limpiador; es decir, tiene propiedades semejantes a las del jabón.

Este cereal tiene la capacidad de absorber el exceso de sebo y eliminar las células muertas, manteniendo la piel libre de impurezas.

Además de su propiedad exfoliante, la avena también es un antiinflamatorio natural.

Esto significa que tiene la capacidad de aliviar algunos de los efectos más molestos del acné, como el enrojecimiento y el picor provocados por la inflamación.

Si embargo, es importante que la avena sea de origen orgánico porque tu piel podría irritarse ante la presencia de sustancias artificiales.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abeja orgánica o pura

1 cucharada de avena orgánica en polvo

Preparación

Si no cuentas con avena en polvo, puedes triturar hojuelas de avena orgánica en una licuadora o con un pequeño mortero.

Mezcla bien la avena en polvo y la miel.

Si el compuesto queda muy espeso, puedes añadirle un poco de agua.

Aplicación

Después de limpiarte el rostro, extiende la mascarilla evitando la zona de tus ojos.

Deja actuar la mascarilla de miel con avena durante 10 o 15 minutos.

Durante ese tiempo, masajea tu piel con movimientos circulares para potenciar el efecto exfoliante de la avena.

Luego, retira la mascarilla con abundante agua fría.

Sécate con una toalla y aplícate tu hidratante habitual.

Frecuencia

Puedes usar esta mascarilla 1 o 2 veces por semana.

Mascarilla de Miel y Limón

limones

El limón es una fruta rica en vitaminas C y del grupo B, flavonoides y betacarotenos.

Por ello, el limón es extensamente utilizado para reforzar las defensas del cuerpo y retrasar los efectos del envejecimiento.

Esta fruta cítrica, unida a la miel, aporta hidratación y luminosidad al rostro.

Además, sus propiedades astringentes y cicatrizantes son de gran utilidad para la piel, especialmente en casos de acné.

Es capaz de eliminar el exceso de grasa, las células muertas y las bacterias que causan los barros y las espinillas.

Sin embargo, el limón debe ser utilizado con cuidado.

Evita exponerte al sol después de usarlo porque, de lo contrario, te pueden salir manchas en la piel.

La siguiente mascarilla es apta para las pieles grasas o mixtas.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abeja orgánica o pura

1 limón

Preparación

En un recipiente, agrega a tu porción de miel media cucharada de jugo de limón y mezcla durante varios segundos.

Aplicación

Con un algodón o una paleta aplica la mezcla en tu rostro hasta cubrir la frente, nariz, barbilla y mejillas.

Deja reposar la mascarilla de miel con limón 10 o 15 minutos sobre tu cutis.

Después, retírala con abundante agua fría para cerrar tus poros y sécate.

Frecuencia

Debido a las propiedades acídicas del limón, únicamente utiliza esta mezcla 1 o 2 veces a la semana.

Asimismo, recuerda usarla solo por la noche para evitar la exposición al sol.

Mascarilla de Miel y Bicarbonato de Sodio

bicarbonato de sodio

El exceso de grasa y toxinas que provoca el acné desequilibra el pH de la piel.

Por fortuna, el bicarbonato de sodio tiene propiedades para balancear esas alteraciones.

El bicarbonato de sodio también es un exfoliante muy eficaz a la hora de eliminar las células muertas.

Asimismo, posee propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que lo convierten en un aliado casi imprescindible.

Pero, a pesar de todas sus buenas cualidades, no se recomienda que lo utilices de forma frecuente ya que puede resecar tu piel y agravar los efectos del acné.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abeja orgánica o pura

2 cucharadas de bicarbonato de sodio

2 cucharadas de agua

Preparación

Disuelve el bicarbonato de sodio en el agua para formar una pasta.

Después, añade la miel y mezcla hasta lograr una sustancia homogénea.

Si tienes la piel sensible, añade a la preparación media cucharadita de gel de áloe vera.

Aplicación

Para evitar la resequedad de la piel, es aconsejable que solo apliques la mezcla directamente sobre tus barros y espinillas.

En este caso, realiza movimientos circulares durante un par de minutos para generar el efecto de exfoliación.

Si usas la mascarilla de miel con bicarbonato de sodio, no la dejes actuar más de 10 minutos.

Por último, retira la mezcla con abundante agua tibia, seca tu piel y aplícate crema hidratante.

Frecuencia

Puedes emplearla una vez a la semana si tu piel es seca.

Si tu piel es grasa o mixta, puedes utilizarla 2 veces a la semana.

Mascarilla de Miel y Café

granos de cafe

Millones de personas beben café para recargar energías y poder funcionar durante el día.

No obstante, poca gente sabe que el café también puede ayudar a mejorar la belleza de la piel.

De hecho, son muchos los productos cosméticos cuyo ingrediente principal es la cafeína.

El principio activo de la cafeína ha demostrado ser un aliado contra la celulitis y la eliminación de toxinas cutáneas, al ser un potente quemagrasas.

El café también actúa como exfoliante y antiinflamatorio, siendo un remedio eficaz contra el acné.

Por último, los antioxidantes del café combaten el envejecimiento y desvanecen las arrugas del cutis.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abeja orgánica o pura

1 cucharada de café instantáneo o molido

Preparación

Combina los dos ingredientes en un recipiente para obtener una pasta uniforme que te puedas aplicar.

Aplicación

Antes de empezar con el tratamiento, límpiate y sécate el rostro.

Con ayuda de los dedos o de un pincel, extiende la mascarilla sobre tu rostro realizando movimientos circulares.

Esto es particularmente importante, pues hacerlo favorecerá el efecto exfoliante del café que elimina el acné.

Deja actuar la mascarilla de miel con café durante 15 minutos.

Por último, retira la mascarilla con agua templada y sécate.

Frecuencia

Utiliza la mascarilla una vez cada 15 días o una vez por semana como máximo.

Mascarilla de Miel y Canela

canela

A lo largo de la historia, la canela se ha utilizado para tratar diversas dolencias relacionadas con el aparato respiratorio y el digestivo.

De hecho, estudios recientes han demostrado que tiene propiedades antiparasitarias, antimicrobianas, antioxidantes, astringentes y antinflamatorias.

Estas características resultan ideales para combatir los problemas de acné.

La canela reduce el tamaño de los poros, calma el enrojecimiento cutáneo y actúa como una barrera contra la suciedad.

Además, tanto la miel como la canela tienen propiedades desinfectantes.

Por lo tanto, las espinillas se irán secando y tu piel lucirá más saludable.

A pesar de sus beneficios, la canela suele ser un producto bastante alergénico.

Antes de aplicarte la mascarilla sobre la piel, haz una prueba en el dorso de tu mano y espera unos 10 minutos.

Si notas picores o enrojecimiento, no la utilices.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abeja orgánica o pura

1 cucharada de canela en polvo orgánica

Preparación

En un recipiente, mezcla la miel y la canela hasta obtener una pasta homogénea que te puedas untar.

Aplicación

Primero, límpiate la cara con agua tibia para abrir los poros.

Después, sécala suavemente y aplica la mascarilla con movimientos circulares.

Puedes extenderla por toda tu cara o en puntos localizados para tratar directamente los barros y las espinillas.

Deja actuar la mascarilla de miel con canela unos 20 minutos.

Por último, retírala con abundante agua fría para cerrar tus poros y sécate.

Frecuencia

Utiliza esta mascarilla de miel con canela 2 o 3 veces por semana para notar resultados significantes.

Mascarilla de Miel y Azúcar

azucar morena

El azúcar es un excelente exfoliante para la piel.

Esto significa que obtendrás una limpieza profunda en los poros, deshaciéndote de las impurezas superficiales.

Pero no todos los tipos de azúcar son aptos para utilizarse sobre la piel.

La azúcar refinada o blanca, al ser muy dura, con el tiempo puede volver la piel áspera y quitarle su brillo.

Por ello, la azúcar blanca es más apropiada para zonas del cuerpo como los codos y las rodillas.

En cambio, la azúcar morena es un poco más blanda.

Por lo tanto, la azúcar morena es más apropiada para el rostro y las zonas sensibles del cuerpo.

En cuanto al azúcar cristal, no la utilices en ningún momento para tratar el acné.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abeja orgánica o pura

2 cucharadas de azúcar morena

3 cucharadas de leche

Preparación

Mezcla primero la leche y la miel.

Después ve agregando, poco a poco, la azúcar morena.

Aplicación

Con la yema de tus dedos aplica la mezcla en tu rostro hasta cubrir la frente, nariz, barbilla y mejillas.

Asegúrate de hacerlo mediante pequeños masajes circulares para activar el efecto exfoliante.

Deja actuar la mascarilla de miel con azúcar morena durante aproximadamente 15 minutos, para que la piel absorba sus nutrientes.

Por último, retírala con abundante agua asegurándote de que no queden rastros de azúcar en tu piel.

Frecuencia

Si tu piel es seca, puedes aplicarla 2 veces a la semana.

Si tu piel es grasa o mixta, bastará que la uses 3 veces a la semana para que puedas ver resultados.

Mascarilla de Miel y Aspirina

aspirina

Son muy conocidos los beneficios de la aspirina para aliviar dolores de cabeza, combatir la fiebre o prevenir enfermedades cardiovasculares.

Pero quizás no todos sepan que la aspirina también aporta muchos beneficios a la salud de la piel.

Las propiedades exfoliantes, antiinflamatorias y cicatrizantes de este analgésico ayudan a reducir los barros y las espinillas.

¡Incluso en los estados crónicos de la enfermedad!

De esta manera puedes conseguir un rostro libre de acné y rejuvenecido.

Sin embargo, es importante utilizar la aspirina con precaución al momento de combatir el acné ya que puede causar irritaciones en el cutis, especialmente en aquellas pieles más sensibles.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abeja orgánica o pura

3 aspirinas

2 cucharadas de agua

Preparación

Tritura las aspirinas hasta convertirlas en polvo y disuélvelas en el agua.

Después, añade la miel y mezcla bien todos los ingredientes.

Aplicación

Sumerge una toalla en agua caliente y aplícala sobre tu rostro limpio para abrir los poros.

Seca tu piel y aplícate la mascarilla evitando el contorno de los ojos, la boca y las fosas nasales.

Déjala actuar durante 20 minutos o hasta que se seque.

Luego retírala con agua templada y sécate bien.

Al finalizar, aplícate una crema hidratante sobre el área tratada.

Frecuencia

Utiliza la mascarilla solo una vez por semana para evitar irritaciones.

Mascarilla de Miel y Huevo

huevos

La clara de huevo es especialmente útil para combatir el acné.

El huevo es un alimento muy utilizado en productos cosméticos para conseguir una piel elástica y firme.

Sus propiedades desintoxicantes y purificadoras limpian profundamente, reducen el tamaño de los poros y protegen contra la suciedad que se acumula en ellos.

De esta manera, el huevo es capaz de reducir el aspecto desagradable de los barros y las espinillas.

También puede absorber el exceso de grasa en la piel, dejándola saludable y reluciente.

Como calmante, es capaz de reducir la hinchazón y aliviar las pieles irritadas.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abeja orgánica o pura

1 clara de huevo

Preparación

En un recipiente, bate la clara de huevo y añade la miel de abeja orgánica.

Después, mezcla bien ambos ingredientes durante varios segundos.

Aplicación

Antes de empezar el tratamiento asegúrate de eliminar el maquillaje de tu cara.

Ya con la piel limpia, extiende la mascarilla sobre tu rostro con la ayuda de un pincel.

Evita la zona de los ojos.

Pasados unos 15 minutos, cuando notes que la mascarilla empieza a secarse, retírala con abundante agua templada.

Después, quítate los residuos con una toalla suave y aplícate crema hidratante.

Frecuencia

Puedes utilizar la mascarilla 1 o 2 veces por semana como máximo.

El huevo tiende a resecar la piel y utilizarlo en exceso podría causar un efecto contrario al deseado.

Mascarilla de Miel y Yogur

yogur natural

El yogur es uno de los alimentos más nutritivos que existen.

Es rico en calcio y vitaminas del grupo B, siendo muy beneficioso para regenerar la flora intestinal y reforzar el sistema inmunológico.

Pero también contiene propiedades beneficiosas para la salud de la piel.

El ácido láctico, presente en el yogur, ayuda a aliviar la irritación y el enrojecimiento de la piel.

Además, el yogur es un exfoliante y un antibacteriano natural, siendo capaz de eliminar el exceso de grasa y las bacterias que causan el acné.

A la hora de elegir un tipo de yogur descarta aquellos con sabores frutales, ya que pueden causar irritación.

La mejor opción es un yogur natural sin azúcar y sin pasteurizar.

De esta manera te aseguras de que contenga microorganismos vivos, los cuales son beneficiosos para el cutis.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abeja orgánica o pura

2 cucharadas de yogur natural

Preparación

En un recipiente, combina la miel de abeja orgánica y el yogur natural hasta formar una mezcla que te puedas aplicar.

Aplicación

Sobre tu piel limpia y seca, extiende la mascarilla evitando la zona de los ojos.

Deja actuar la mascarilla de miel con yogur durante 20 minutos para que tu cutis absorba sus nutrientes.

Por último, remueve la mezcla con abundante agua tibia y sécate.

Frecuencia

Gracias a los componentes naturales de esta mascarilla, puedes utilizarla 3 o 4 veces a la semana sin ningún problema.

Consejos Adicionales

Recuerda que cada acné es diferente, así como lo es cada tipo de piel.

Te recomendamos conocer bien los ingredientes que tu cuerpo tolera con normalidad.

Además, si tu caso es más severo de lo usual, contacta inmediatamente a un dermatólogo; es probable que necesites un tratamiento farmacológico.

Por último, muchas de estas mascarillas pueden ser empleadas en conjunto con medicamentos, debido a la inocuidad de sus ingredientes naturales.

¡Disfrútalas!

¿Tienes Alguna Duda o Comentario?